martes

El mayor tesoro


Hoy he visto a un padre pegar a su hijo, y me he sentido mal.....

¿Por qué lo hacen?

Siempre he rechazado la violencia, pero cuando va dirigida a niños todavía me parece más espantosa.Una madre me enseñó una vez que para tratar bien a tus hijos lo único que tienes que hacer es tratarlos como te gustaría que les tratase el resto de la gente.

¿De verdad piensan esos padres que así sus hijos les respetarán más?

Yo creo que no, que lo único que consiguen es que les tengan miedo, y cuando crecen no puedan olvidar que alguien en quien ellos confiaban les pegó cuando no podían defenderse.

No puedo creer que esos padres no piensen en ello, cuando un hijo a de ser tu tesoro más querido.

Seguramente, y es una impresión mía, a estas personas no les deba gustar que nadie arañe su precioso coche.

Simplemente me he sentido muy mal............................................

5 comentarios:

trupitomanias dijo...

que razon tiens.. eso solo inspira miedo

Poetiza dijo...

Esas personas que golpean a sus hijos, no se les debe llamar padres. Un padre educa pero no a golpes. Los hijos son felicidad...... >Me gusto el texto. Saludos y cuidate.

DianNa_ dijo...

Paso a devolverte la vista, gracias por comentar y espero que vuelvas a mi casa (blog).
Me ha encantado tu forma de escribir y tu bonito blog.
A lo mejor te gustaría entrar a formar parte de nuestro grupo.
Te aseguro que es genial y seguro que te gustarán.
Echa un vistacillo unos días, a ver que te parece y si eso te quedas entre nosotros.
Has visto lo del nuevo blog que hemos abierto?
Hoy lo hemos inaugurado, lo acabo de abrir , pasa y echa una ojeada , si quieres.
Pinchas en el banner que pone AKELARRE , arriba del todo a la drcha.
Bueno , nena, ya me dirás cosas,.
Un beso^^

Viento dijo...

Te entiendo perfectamente, Vampi, justamente hace unos días mientras me cambiaba la ropa, vi por la ventana de mi cuarto, una escena que me puso la piel de gallina, hasta pensé en ir a esa casa, tocar el timbre y hacerme parte de la situación. Una madre pedía a su niña de 8 años que limpiara su cuarto, la nena, obviamente como cualquier niño, no quería ordenar, sino jugar en el patio (cosa que estaba haciendo cuando la madre hizo el pedido). La madre comenzó a insultarla, le decía que era una pesadilla, que no la quería ver más, gritaba mucho la mujer. La niña le hizo una burla y allí luego de una pausa comencé a escuchar cómo la mujer le pegaba a la nena, y al ratito los gritos de la nena diciendo "soltame, soltame", la mujer dejó de pegarle, la nena lloraba mucho, al tiempo que repetía "yo tampoco quiero verte más, hdp" Se me hizo un nudo en la garganta, como si yo fuera esa nena.
Ver los ojos de tu hijo cuando le levantás la mano, es el peor castigo que un padre puede tener, y la mejor forma de nunca más hacerlo. Recordar siempre los ojos de tu hijo, cuando vos, quien le diste la vida, querés maltratarlo (sea por lo que sea, no hay justificación para la violencia, física o psícológica).

Una vez leí un cartelito en un negocio que decía "un maestro que pega a sus alumnos, está enseñando a pegar". Lo mismo para un padre, o cualquiera que participe en la formación de un niño.

Muy buen artículo, Vampi.

Te agradezco la visita por mi blog, te espero cuando quieras, ya vendré yo por aquí también.

Un Abrazo
V.

ElPoeta dijo...

Pienso que no se puede descartar que en alguna ocasión aislada sea necesario zarandear a un niño para llamarle la atención sobre algo, pero pegar y hacer daño cosnscientemente a un hijo mío es algo que no haría nunca. Tienes un lindo espacio, Vampi. Gracias por visitarme y un beso,
V.